Metida de cabeza en esto de los 5o litros…

Me ha tocado elegir: o me lavo el pelo o dispongo de mi agua diaria para todo lo demás. Cuando pensé en embarcarme “de cabeza” en la experiencia de los 50 litros, no conté que mis necesidades de higiene y de otra índole, más intangible, son ligeramente distintas que las de mis dos compañeros: ellos tienen un corte de pelo muy apropiado para estas circunstancias.

De modo que, aunque he escatimado lo más posible, he empleado 30 litros (3 minutos) en un lavado rápido de cabeza, del que he salido completamente enjabonada, quizás por la presión que me ha producido la falta de práctica. Resultado: tengo el pelo estropajoso, pero las ideas más claras…

Me cuenta Juliao, uno de nuestros compañeros de Mozambique, que en las zonas rurales de su país las mujeres suelen llevar el cabello trenzado y lo lavan una vez al mes, aprovechando especialmente los días de lluvia o acercándose al río, si tienen esa suerte. Muchas no tienen acceso al jabón -por su coste- y utilizan productos naturales (hierbas, tubérculos) que producen mucha espuma y que requieren una gran cantidad de agua para eliminarse, lo que hace del lavado del cabello un acto muy distinto de nuestro gesto cotidiano.

Como en nuestro equipo, las personas tienen necesidades especiales y diferenciadas. Pero no se trata de una cuestión estética y fácilmente solventable -podría cortarme el pelo y ya está- sino de necesidades relacionadas con la higiene básica y la salud, vinculadas al acceso al agua y al saneamiento. La disponibilidad y accesibilidad de estos recursos no deben medirse en abstracto, sin considerar requisitos particulares de niños y niñas, personas mayores, con discapacidad, mujeres, incluidas las embarazadas y muy especialmente de personas con condiciones especiales de salud. Obviar sus especiales necesidades incide en su vulnerabilidad, por lo que es imprescindible incorporarlas en las intervenciones orientadas a mejorar el acceso al agua de cualquier comunidad.

Y a ver cómo paso lo que queda de día!

Itziar

PROPUESTA DE ACCIÓN DEL DÍA

Pega pegatinas en cuartos de baño y cocinas

Pásate por alguna de las oficinas de ONGAWA, recoge algunas pegatinas de la campaña y pégalas en tu cocina o en el baño de tu casa, o en los de tu universidad u oficina.

Si lo prefieres puedes fabricarte tus propias pegatinas imprimiendo el siguiente archivo.

Un pensamiento en “Metida de cabeza en esto de los 5o litros…

  1. Itziar, estoy totalmente de acuerdo en que hay muchas circunstancias que pueden hacer que la necesidad básica sea distinta de unas personas a otras. Cuando se habla de “media” hay que ser consciente de que detrás de eso hay un número ingente de variables. Suena igual que la renta per capita de un país ¿o no? Ánimo campeona ¡Hay que ver en que “fregaos” te metes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s