El mundo tiene sed porque tenemos hambre

Desde el inicio de este blog hemos intentado compartir con vosotr@s nuestras vivencias y reflexiones viviendo con 50 litros de agua al día, intentando que todos (empezando por nosotros mismos) seamos más conscientes de los problemas que supone para millones de personas en todo el mundo no tener un acceso al agua en condiciones básicas.

Puede parecer que de lo que ha ido la cosa es de agua, de derecho humano al agua. Y es verdad… pero no solo. En realidad hemos querido aprovechar un tema en el que trabajamos para generar un espacio de reflexión compartida y de acercamiento a la realidad de las personas que viven atrapadas en la pobreza.

En realidad, de lo que hemos intentado hablar, y por los comentarios que habeis hecho en el blog, creo que los/as que habeis seguido el mismo también, es de dignidad, de derechos, de responsabilidad, de lucha contra la pobreza, de compromiso, de por qué no hacemos algo…

Hoy queremos hacer más explícita esta intención. Cuando leais esta entrada estaremos viviendo el Día Mundial del Agua (22 marzo), y queríamos aprovechar este día para compartir la información y reflexión que nos propone este año Naciones Unidas en relación con el agua y la alimentación:

  • ¿Sabes cuánta agua consumes realmente todos los días?. No, no son 50, ni 149 litros…
  • ¿Sabes cómo puedes modificar tu alimentación y  reducir tu impacto hídrico?

Naciones Unidas nos anima a:

  • consumir productos que hagan un uso menos intensivo de agua
  • reducir el escandaloso desperdicio de alimentos (el 30% de los alimentos producidos en todo el mundo se tira y el agua utilizada para producirlos se pierde definitivamente)
  • producir más alimentos, de mejor calidad, con menos agua
  • llevar una alimentación saludable

Te recomiendo que veas este interesante Spot y la información recogida en la página oficial del Día Mundial del Agua

Y mañana… hacemos balance de estos 21 días

PROPUESTA DE ACCIÓN DEL DÍA

Participa en un Cine-forum y en la “Oca del agua”

Con motivo del Día Mundial del Agua, te proponemos 2 acciones:

  1. Jueves 22 marzo: participa en el cine-forum “El Sueño del Agua” en la FNAC-Castellana (Pª de la Castellana, 79, Madrid), organizado por el Grupo de Agua de la CONGDE. Más información
  2. Sábado 24 marzo: las ONGD Habitáfrica, IPADE, ONGAWA y Prosalus proponen una “Oca del agua” para sensibilizar a la ciudadanía sobre las dificultades a las que se enfrentan millones de personas en todo el mundo para satisfacer su derecho al agua, en el CC Príncipe Pío de Madrid. Más información

Caminando 6 kilómetros para recoger agua

Como os comentamos estos días atrás, hoy hemos caminado 6 kilómetros para recoger agua, para recordar que esa es la distancia que recorren cada día muchas mujeres, niñas y niños para recoger agua para sus familias.

Colgaremos algunas imágenes.

Ahora quisiera compartir nuestro día y algunas reflexiones que me vienen a la cabeza al repasar el mismo.

Al levantarme he desayunado 2 peras y algunas galletas. Tras la sorpresa de mi hija y mi mujer por el día del padre ( :-) ) me he dirigido, cubo en mano, a la Puerta del Sol, en donde habíamos quedado a las 11:00.

Allí nos hemos encontrado Itziar, Jorge y yo con otras 5 o 6 personas que se han querido sumar a la caminata (¡muchas gracias!). También había 2 periodistas y 2 estudiantes de un Master de comunicación, a las que después se han sumado algunos otros, tanto presencialmente como por teléfono, para dar a conocer la iniciativa y los mensajes que queríamos trasladar.

Hemos caminado hacia el parque del Retiro, siguiendo el itinerario previsto. Y sí, había gente que miraba con cara de curiosidad. Ha sido agradable caminar charlando entre nosotr@s, hablando por momentos de las dificultades de vivir con 50 litros y de la comparación con la situación de millones de personas que no lo tienen tan fácil.

Cuando sobre las 12:00 hemos encontrado una fuente en el Retiro, he de deciros que tenía ya algo de sed, por lo que el sorbo de agua ha venido muy bien. Hemos llenado los cubos (entre 5 y 10 litros) y nos hemos vuelto hacia Sol. Cargar con los cubos ya ha sido menos agradable que a la ida. En Sol nos hemos despedido y vuelto cada uno a su casa, con los cubos llenos de agua. Bajando unas escaleras he derramado algo de agua de mi cubo…

El resto del día lo he pasado con 10 litros, que han servido básicamente para el inodoro. He procurado comer alimentos sin usar agua (comida que hice hace un par de días y cuya agua ya contabilicé), beber poco y dejar la ducha para mañana por la mañana. Por supuesto, esta no es la situación por la que pasan los más de 800 millones de personas de los que solemos hablar en este blog. Su situación es mucho peor, porque:

  • yo tengo la suerte de poder elegir hacer esto durante 1 día. Para muchas personas esto no es una opción y lo viven toda su vida
  • yo tengo la suerte de poder dejar la ducha para mañana por la mañana. Pero si mañana tuviera que volver a vivir con 10 litros…
  • yo he caminado por camino asfaltado o de tierra bien asentada (en el Retiro) y no he tenido ningún problema al ir y volver. Pero muchas personas, sobre todo mujeres, niñas y niños, van por caminos difícilmente transitables o inseguros (ej. en zonas de conflicto) con riesgo de ser asaltados
  • yo he hecho esta caminata pasando un rato agradable. Pero mucha gente en muchas regiones emplea más de 2 horas diarias en recoger agua para sus familias, teniendo así menos tiempo para ir a la escuela (niñas y niños) o para trabajar y obtener ingresos.

Hoy me he sentido 6km más cerca de los millones de personas que carecen de acceso al agua en condiciones básicas. No es mucho, pero como decía Itziar en su entrada de ayer, cada acción, por pequeña que sea, cuenta. Lo importante es ir dando pasos. Y son muchas las personas que podemos aportar nuestra gota.

PROPUESTA DE ACCIÓN DEL DÍA

Pon un banner del acto de calle del lunes 20 de marzo

El próximo 20 de marzo organizamos una acción de calle con motivo del Día Mundial del Agua. Si tienes una web o un blog puedes ayudarnos en la difusión utilizando el banner de esta actividad.

Descárgalo aquí

6 kilómetros, 1 día, 5 litros

Ayer llegué a casa y según abría la puerta se acercó corriendo mi hija de 5 años y me dijo medio gritando totalmente ilusionada: “¡¡Papi, tengo una sorpresa!!”.

La seguí hasta el baño y me enseñó entusiasmada un pequeño barreño que había puesto en el lavabo y que tenía 3 o 4 dedos de agua, y me dijo: “Mira, ahora lo echamos aquí…”, dijo abriendo la tapa del inodoro y echando el agua del barreño en él, “…y se va el pis, y no hay que tirar de la cadena, Papi”.

Como a mí me había visto todos estos días poner un par de barreños en la ducha, se había lavado las manos antes de comer con el barreño debajo.

No hace falta que os cuente lo que sentí, ¿verdad?. Y claro, tuve que hacerle una foto:

En fin, esta y muchas otras cosas que veo cada día me hacen pensar que es posible un mundo mejor para tod@s, un mundo sin personas que pasen sed, hambre o vivan en la pobreza. Un mundo como el que sueñan muchas personas, como el que promueve la Campaña Pobreza Cero de la Coordinadora de ONG de Desarrollo-España

Como os contaba Itziar ayer, este lunes 19 vamos a recorrer 6 kilómetros para recoger agua (¿5 litros, quizá?) y llevarla a nuestras casas, con la que viviremos ese día.

¿Que por qué?.

Porque 6 kilómetros es la distancia media que recorre la mujer en África y Asia para recoger agua (lo dice NN.UU.).
Porque queremos sentirnos más cerca de los millones de personas en todo el mundo que viven esta situación cada día.
Porque queremos hacer visible, saliendo a la calle y contándolo después, el mundo que queremos, el mundo que soñamos.

¿Te vienes?.

PROPUESTA DE ACCIÓN DEL DÍA

Ven a andar 6km por el derecho humano al agua

Vente el lunes 19 a las 11:00 al kilómetro cero de la Puerta del Sol de Madrid, con un cubo o sin él, simplemente a acompañarnos, a charlar, a contarle a la gente que nos pregunte por qué lo hacemos.

O síguenos por Twitter o por la tarde en el blog.

O hazlo en tu ciudad si vives fuera de Madrid o de España.

Y sube tus reflexiones al blog, y difunde “el mundo que queremos”

Repasando mis dificultades para vivir con 50 litros

Hoy he estado repasando las acciones y consumos que he ido anotando cada día desde que empezamos a vivir con 50 litros de agua al día el pasado 1 de marzo. Os resumo las dificultades más relevantes que he tenido hasta ahora (no todas se han dado todos los días aunque muchas sí):

  • Ir con un papel y un boli a todos sitios para ir apuntando el consumo de agua en cada acción te hace sentir algo raro
  • Lavarse las manos con un vaso de agua hace difícil un enjuague adecuado (el otro día os lo mostraba)
  • Lavarse los dientes con 1 vaso de agua y un chorro del grifo de 4 segundos ni os cuento…
  • Contar cada vez que abres un grifo los segundos que pasan es un poco estresante
  • Y no os digo lo de ducharse abriendo el grifo tan solo 60-70 segundos (probadlo un día… Si tu grifo tarda en sacar agua caliente, en invierno es especialmente estimulante)
  • O tener que esperar para ducharse a la mañana siguiente porque la noche anterior no quedaba agua suficiente
  • Tener que esperar a que sean las 24:00 porque ese día has llegado tan cerca de los 50 litros que no te da para tirar de la cisterna no es agradable
  • Aunque recoger el agua de la ducha para reutilizarla en la cisterna tengo que reconocer que no cuesta nada
  • No poder salir una noche con tus amigos/as porque el consumo de agua al cenar fuera es mayor que en casa, no hace gracia
  • Elegir una comida que consuma poca agua un día que vas apurado limita tu libertad de alimentación
  • No poner 2 lavadoras o lavadora y lavavajillas el mismo día supone un cambio de hábitos y planificarlo el día anterior
  • Si no te llega el agua al final del día, la pila de la cocina queda llena de platos y vasos sucios para limpiar al día siguiente (ahorrando para que nonte vuelva a pasar)

En resumen, vivir con 50 litros diarios en nuestro país tiene sus dificultades…

Pero vivir en las condiciones en las que se encuentran más de 880 millones de personas en todo el mundo que carecen de acceso básico al agua supone “más que dificultades”:

  • Consumir agua contaminada y no tener acceso a saneamiento básico y a una higiene adecuada provoca millones de muertes al año por enfermedades tan simples como una diarrea
  • Tardar más de media hora en llegar a una fuente de agua potable como sucede a muchos habitantes del África subsahariana, o tener que recorrer 6km al día para conseguir el agua necesaria para la familia implica disponer de menos tiempo para ir a la escuela o trabajar
  • No tener agua en una escuela disminuye el rendimiento escolar de los niños y niñas
  • Tener que ir a buscar agua en zonas violentas afecta a la seguridad de mujeres y niñas, que son las que mayoritariamente realizan estas tareas
  • Acceder al agua en zonas sin cobertura de abastecimiento cuesta 12 veces más por litro de agua a las personas pobres que a quienes cuentan con un servicio municipal

Afortunadamente, como decía Agustín en su comentario del lunes (“El vaso medio lleno”), esta situación va cambiando poco a poco, pero requiere del compromiso activo de todos/as.

PROPUESTA DE ACCIÓN DEL DÍA

Difunde el vídeo sobre Derecho Humano al Agua…

… para trasladar a tus amigos, compañeros de trabajo, familiares, etc., que conseguir el acceso universal al agua y la erradicación de la pobreza es tarea de todos, y que cada persona marca la diferencia.

Difúndelo por correo electrónico o compártelo en tus perfiles en redes sociales.

Si vas a utilizar redes sociales para la difusión, puedes utilizar un texto como el siguiente: Únete a la ola por el Derecho Humano al Agua http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=N7nbpoqY6qM #50litros

Morir por no tener agua limpia

Es verdad que había prometido que mi siguiente entrada al blog sería “más alentadora” que la anterior, pero siento deciros que no va a ser así, o al menos no del todo (venga, para compensar, el final de la misma sí será más “ligero”…).

El caso es que llevamos toda la semana con mi hija enferma. Afortunadamente, está bien.

Si sois madres o padres entendereis que no hay nada peor que ver a tu hijo/a enfermo/a. Esto me ha hecho recordar un dato que me ha llamado mucho la atención desde que lo conocí hace un par de años, y que esta semana he vuelto a recordar. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la neumonía es la primera causa de muerte infantil en el mundo. Pero no es ésto lo que me llamó la atención en aquel momento.

¿Sabeis cuál es la segunda causa de muerte en niños y niñas menores de 5 años?. ¿Malaria, SIDA, sarampión…?

No, es la diarrea. Lo dice la OMS.

Sí, eso que en nuestro país requiere para recuperarte, en la mayoría de ocasiones, que estés en casa 1 o 2 días bebiendo un famoso refresco, comiendo arroz y pescado hervido. Fácil, ¿no?.

¿No es increible que, sin embargo, que 2 millones de niños y niñas mueran cada año por enfermedades relacionadas con el agua, muchas de ellas por enfermedades diarreicas, por no tener acceso a agua limpia?. Hace algunos días os mostrábamos un spot que resaltaba esta situación.

Creo que no es necesario decir más…

A mí, vivir con 50 litros de agua al día me ha llevado a lavarme las manos con un vaso de agua

Dejadme, por favor, que proteste por una vez

Os prometo que mi próxima entrada a este blog será más alentadora que la que estais leyendo en estos momentos, pero no la de hoy. Hoy siento la necesidad de protestar, de gritar (escribiría estas líneas en mayúsculas, pero quedaría un poco mal, ¿no?), de llorar de rabia (¿por qué no?; Soy un tío, ¿y qué?), de pedir respuestas (a mí mismo para empezar). Suelo ser una persona poco dada a quejarme, pero dejadme, por favor, que proteste por una vez.

La entrada de ayer de Itziar resaltaba que nuestra sociedad occidental convive con naturalidad con el hecho de que 884 millones de personas no tengan acceso al agua en condiciones que les permita tener una vida digna. Rara vez es noticia la pobreza y, sobre todo, las medidas que son necesarias (¡y posibles!) para acabar con ella.

En mi presentación en este blog os comentaba que cuando el año pasado le intenté explicar a mi hija, cuando tenía 4 años, que hay muchas personas en el mundo que mueren cada día por tener poca agua o beber agua “sucia”, lo primero que me preguntó fue: “¿Por qué?”. No lo entendía.

Y yo me pregunto: ¿En qué momento hemos perdido, individualmente o como sociedad, la capacidad de una niña para sorprenderse ante situaciones incomprensibles, como la de tantos millones de personas sin agua o alimentos suficientes?.

Estamos en crisis, es indudable. Y con más o menos dificultades en nuestro país lograremos salir de ella. Pero no olvidemos que hay millones de personas en todo el mundo en “crisis permanente”. No veamos la lucha contra la pobreza como un lujo reservado a tiempos de bonanza, sino como una responsabilidad de todas las personas que poblamos un mundo interdependiente.

Es momento de preguntarnos: ¿qué estoy haciendo?, ¿qué más puedo hacer?, ¿qué debemos pedir a nuestros gobiernos, nuestras empresas, nuestras universidades, nuestras ONG…?.

Perdonad, pero ahora sí usaré mayúsculas (se supone que eso significa, al escribir un correo electrónico o un post, que estoy gritando)
¿QUÉ TIENE QUE PASAR PARA QUE REACCIONEMOS?

P.D. Ayer tenía a mi hija mala y la pobre estuvo vomitando. Una lavadora tuve que dejarla para hoy, porque 50 litros no dan para mucho.

PROPUESTA DE ACCIÓN DEL DÍA

Tu camiseta se mueve por el Derecho Humano al Agua

Serigrafía una camiseta –mejor si es de comercio justo- y llévala en el Día Mundial del Agua (22 marzo). Si convences a tus compañeros de trabajo, de universidad, a tu familia… para que hagan lo mismo, el impacto será mayor.

Puedes utilizar nuestro diseño “Mójate por el Derecho Humano al Agua”

Con 10 litros de agua al día, ¿qué opciones quedan?

Ayer era sábado, y tocaba, como hacemos en nuestra casa cada semana, poner un par de lavadoras y limpiar la casa. Pero ésto, sumado al resto de usos diarios habituales, no es posible con 50 litros al día por persona.

El viernes por la noche nos sentamos mi mujer y yo a estimar las actividades con más consumo del día siguiente, y viendo que la cosa no pintaba bien decidimos poner una sola lavadora el sábado, y dejar la otra para el domingo.

Aún así, con la ducha, la limpieza de baños y cocina, las descargas de la cisterna, etc., la cosa se preveía ajustada, por lo que desde por la mañana intenté ajustar al máximo mi consumo y reutilizar lo más posible. Por ejemplo, abrí el grifo de la ducha sólo 70 segundos, y recogí en un par de cubetas agua suficiente para evitar un par de descargas del inodoro (¡6 litros de ahorro!). Al final del día consumí 49 litros (justo, justo).

Agua recogida durante la ducha y reutilizada en el inodoro

Vamos, que para conseguir no superar los 50 litros tuve que hacer algunos ajustes en mi día para evitar algunos consumos (además de lo anterior, evité quedar con mis amigos y amigas por la noche para controlar el gasto de agua).

Pero cuando en Mozambique el consumo medio por persona al día no llega a los 10 litros, ¿de qué prescindes?. La respuesta para mí es clara: “prescindes” de una vida digna.

La diferencia es que en mi caso la decisión de no salir por la noche, ducharme con bastante rapidez o reutilizar parte del agua de la ducha ha sido voluntaria, y, sobre todo, no ha puesto en riesgo mi salud. Pero un/a mozambiqueño/a que tiene acceso a menos de 10 litros de agua al día no tiene muchas opciones, y por supuesto no ha elegido voluntariamente esta situación.

Naciones Unidas reconoció en julio de 2010 el derecho humano al agua, que implica el derecho de toda persona a acceder al agua en condiciones adecuadas para mantener la vida y la salud y para satisfacer las necesidades básicas. Según la Organización Mundial de la Salud se requieren entre 50 y 100 litros de agua por persona al día para cubrir la mayoría de las necesidades básicas y evitar la mayor parte de problemas de salud. Estas cantidades son orientativas, pues pueden variar en función, por ejemplo, del estado de salud de la persona, las condiciones climáticas o el tipo de trabajo que desempeñan. Las madres lactantes, las personas enfermas o las mujeres embarazadas necesitarán más agua al día que una persona sana y sin hijos o personas mayores a su cargo.

¿Es posible tener una vida digna con 10 litros de agua al día?.

PROPUESTA DE ACCIÓN DEL DÍA

Organiza tu propia actividad dentro de la Semana del Agua

La Semana del Agua es una iniciativa de ONGAWA en colaboración con el resto de ONG del Grupo de Agua de la Coordinadora Española de ONG de Desarrollo, que pretende ser un espacio en el que cualquier persona o entidad (ONG, institución educativa, asociación cultural, fundación, etc.) pueda contribuir con la organización de una actividad dirigida a la reflexión, sensibilización, formación y participación activa de la ciudadanía para incrementar su compromiso por el derecho humano al agua y saneamiento y, en definitiva, por la erradicación de la pobreza.

Si tienes alguna propuesta súbela a www.semanadelagua.org

Comenzando 21 días con 50 litros diarios

DÍA 0. Consumo de agua: 49 litros

Ayer, 29 de febrero de 2012, comencé a vivir con un máximo de 50 litros al día, en una iniciativa que realizaremos durante 21 días tres compañeros de ONGAWA: Itziar, Jorge y yo.

Los tres llevábamos varios días ultimando los preparativos: buscando información de consumos de agua por persona, midiendo o averiguando los consumos en nuestras casas (de la cisterna, la lavadora, los grifos…). Yo he estado desde el fin de semana pasado haciendo algunas pruebas: básicamente comprobando el agua que empleo a lo largo del día. Y la verdad es que he averiguado cosas muy interesantes.

En casa somos tres: mi mujer, mi hija pequeña y yo. Nuestro gasto medio diario es de 88 litros por persona al día, y el més que más hemos gastado de los últimos 6 han sido 94 litros por persona. La verdad es que si lo comparamos con la media en España (149 litros) no está mal. Pero claro, bajarlo a 50 litros diarios significa reducir mi consumo de agua casi a la mitad.

Eso sí. Cuento con algunas ventajas. Mi mujer y yo siempre hemos intentado (no siempre lo hemos conseguido, ojo) tener en cuenta criterios ambientales, por ejemplo, en la compra de electrodomésticos o de grifos e inodoro. Por eso tener una lavadora eficiente o una cisterna con ahorro en la descarga hace que vivir con 50 litros sea más factible. También al ser 3 en casa, algunos consumos de agua se reparten entre los 3. Por ejemplo, no pongo una lavadora sólo para mí, pues sólo con eso gastaría prácticamente los 50 litros diarios, o tendría que ponerla con poca ropa, gastando más agua por kilo de ropa lavada, lo que es un despilfarro.

Cisterna de casa con ahorro de agua en la descarga

Pero el primer día que he limitado mi consumo a 50 litros ha resultado complicado: al finalizar el día había consumido 49 litros y aún no me había duchado… (yo me suelo duchar por las noches). Vale, no pasa nada. Esta mañana, 1 de marzo, me he duchado al levantarme, pero ya he iniciado el día de hoy con 10 litros menos (veremos cómo acaba).

El problema ha estado en que no nos ha quedado más remedio que poner la lavadora y el lavavajillas el mismo día (no los ponemos todos los días, pero ayer ha coincidido que lo necesitábamos y no lo he previsto). Cuando me di cuenta al comenzar la mañana tuve que tomar algunas medidas especiales de ahorro para el resto del día: he comido en el trabajo en lugar de en una universidad cercana donde suelo hacerlo para minimizar el gasto de agua en preparar la comida, lavar los cubiertos y el vaso, he cenado en casa sobre la fuente en la que teníamos preparada la comida, me he lavado los dientes y las manos con un hilillo de agua y he dejado la ducha para la mañana siguiente.

Cenando directamente en la fuente

A pesar de ello esta situación no ha supuesto problemas para mi salud. Incluso si no me hubiese lavado las manos antes de comer y hubiera cogido una gastroenteritis, un sencillo tratamiento que podemos adquirir en cualquier farmacia habría hecho que ese problema hubiera pasado en unos días.

Sin embargo, 5.000 niñas y niños mueren cada día por enfermedades relacionadas con el agua y el saneamiento, muchas de ellas por una simple diarrea. Según la UNESCO, el simple hecho de lavarse las manos con jabón puede reducir los casos de diarrea en un 47%. Pero para ello hay que tener acceso al agua en condiciones básicas.

¿Que por qué  me he embarcado en esta iniciativa?. En primer lugar, porque quiero ser más consciente de los problemas a los que se enfrentan millones de personas cada día por no tener acceso a agua en condiciones para garantizar una vida digna.

PROPUESTA DE ACCIÓN DEL DÍA

Tunea una botella a favor del Derecho Humano al Agua

 Coge una botella de plástico vacía. Quítale la etiqueta y sustitúyela por esta etiqueta con mensaje sobre Derecho Humano al Agua. Déjala en algún lugar visible, en tu universidad u oficina.