La importancia de las pequeñas cosas

 Si apuntáis esta frase en el buscador de Google, obtendréis 711.000 resultados. Aproximadamente.  Sin embargo, para mi, esta combinación de palabras, por manida que esté, resulta ser la mejor manera de resumir cada uno de estos 18 días. Por ejemplo:

La importancia de lo sencillo

Nunca un artículo tan humilde y barato se me reveló más útil. Mi barreño ha cobrado un protagonismo central en mi día a día, junto a la ya famosa bañerita de Juan. Ambos son pareja mediática, por cierto. Empiezo a intuir ahora el auténtico significado y la importancia de los recipientes de metal que las novias de las zonas rurales de la India aportan al matrimonio.

La importancia de un minuto

Que significa 10 litros en una ducha.  El agua que consumimos -e incluso despilfarramos- en sesenta segundos, frente a las horas que millones de personas dedican a conseguir una cantidad que apenas basta para cubrir sus necesidades más esenciales.

La importancia de la dieta mediterranea

Si te quedan 7 litros antes de cenar, no utilices NUNCA curry picante para sazonar el pollo. Es más, aunque no sea picante, se fija de manera indeleble alrededor de las uñas y su aroma desafía al mejor de los lavados de manos con 25 cc. Moraleja: NO UTILICES CURRY DE NINGÚN TIPO

La importancia de cada gesto

Visitar este blog, dejarnos un comentario, hacer “un50litros” un día a la semana, hablar de todo esto a tus amigos, difundir un video, sumarse a la Ola por el Derecho Humano al Agua, caminar 6 km con un cubo, encender una linterna el martes por la tarde, twittear esta iniciativa…y hacerlo desde el convencimiento de su utilidad y como expresión de una ciudadanía comprometida y responsable.

La importancia de un vaso de té.

Lo pensé ayer, cuando en la mesa se nos cayó un vaso lleno de agua. No pasa nada, lo volvemos a llenar. Cuando cada gota cuenta, un vaso de agua es casi una fiesta. Y una bebida de te, ofrecida hasta en la más humilde de las familias, un ejemplo del verdadero significado de la palabra hospitalidad que solo esta experiencia me ha permitido comprender.

La importancia del trabajo en equipo

En casa: gracias a mis esforzados compañeros de piso, grandes y pequeños!

En ONGAWA: gracias a Jorge y Alberto por impulsar, alentar y repensar, casi cada día, el reto de los 50 litros. Y a quienes habéis conseguido que se nos lea, se nos oiga e incluso se nos vea. Porque hemos logrado que se vea, se oiga y se lea la realidad de millones de personas que estamos intentando transformar.

 

About these ads

4 pensamientos en “La importancia de las pequeñas cosas

  1. se me ocurrió hablarle de vuestra iniciativa a mi hija de siete años y… ya tengo la casa llena de barreños! Gracias por acercarnos el problema de tanta gente con el agua a nuestro cómodo mundo.

  2. Leyendo lo que se escribe aquí es imposible no reflexionar acerca de lo que significa no disponer de un grifo en casa.

    Habitualmente uno no consume el agua que necesita, sino la que desea. Abro el grifo mientras lleno un vaso de agua, me lo bebo y vuelvo a llenarlo, pero no lo cierro entre ambas llenadas. ¿Por qué, porque necesito desperdiciar ese agua?. Supongo que simplemente por comodidad, pereza, descuido… o por estupidez, porque no la utilizo, pero la pago.

    El ahorro de agua está muy bien, es ecológico, es económico, es solidario… Pero de lo que estamos hablando no es de dejar de consumir 100 litros de agua diarios, 100 litros que, aunque no los consumamos, van a seguir estando ahí, a nuestra disposición. De lo que se trata es de que nos comprometamos y exijamos compromiso a nuestro alrededor para que ese grifo del que hablaba más arriba, sea una realidad universal.

    No se trata de llevar agua a donde no llueve, a donde no la hay, no hablamos de comjurar la sequía, no es algo tan simple. También allí donde hay un río puede haber problemas de abastecimiento, de salubridad. Creo que tan importante es canalizar el agua hasta su lugar de consumo, como evacuar adecuadamente las aguan residuales.

    Está claro, 50 litros de agua al día dan para mucho, para pensar, para discurrir, para preocuparse, para empatizar…quizás hasta para soñar

  3. Pingback: Caminando 6 kilómetros para recoger agua | 50 LITROS

  4. me encantan todos y cada uno de los posts de este blog. Habría que ir pensando en una publicación permanente. Me da pena que lo efímero de internet se lleve todos estos pensamientos al olvido de algún rincón del ciberespacio…
    un abrazo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s